lunes, 23 de abril de 2018

Bodega Ribera del Duero

Y el domingo visitamos la Bodega Martín Berdugo en Aranda de Duero y con 84 hectáreas de viñedo, todo ello plantado alrededor de la bodega.
Llegamos en ruta con los coches clásicos que aparcamos alrededor del edificio de la bodega. Nos sorprendió a nuestra llegada la Fanfarria con su música que estuvo amenizando, tocando  y dando alegría con todo el rato que estuvimos allí.
La visita fue guiada y comenzó en el exterior de la bodega hablándonos del viñedo, tipo de tierra, uvas y tratamiento. Luego pasamos al interior de la bodega para conocer su funcionamiento desde que llega la uva hasta que el vino llega a la tienda. ¡muy interesante! luego salimos y por libre nos dejaron hacer una visita en coche entre los viñedos que se encuentran a la vera del río Duero, que por cierto..iba cargado de agua. No perdimos oportunidad y en compañía de Begoña y Roberto arrancamos (a empujón, jajaja) el coche y nos fuimos de ruta, muy agradable paseo y ¡diferente!
Además de la visita almorzamos también en las instalaciones de la bodega ¡reponiendo fuerzas! no paramos de comer, jejeje, tortilla, embutidos, dulces, zumos,...
(Nota:me faltan fotos para este y otros post de la III Concentración Clásicos Villa de Aranda, que iré incluyendo según vayan llegando a mi poder, hasta entonces ... hasta aquí. ¡Saludos a todos!)


















Bodegas Subterraneas

Como ya he adelantado en el post de la Concentración, el sábado a la tarde visitamos un par de bodegas subterráneas, pertenecientes a Peñas - grupos y que se encuentran en el Casco Histórico de Aranda de Duero.
Las hay más grandes, más pequeñas, con más o menos galerías y salas, pero en todas la misma temperatura y el mismo espíritu de fiesta (en una de ellas había una fiesta de cumpleaños).
Nosotros visitamos también una bodega muyy grande en la I Concentración de Vehículos Clásicos Villa de Aranda (recuerdo)
Nos enteramos de una cosa llamativa, como es que antiguamente todas estaban unidas, ahora están cerradas, solo tienen una entrada y la misma es salida ¡escaleras! :D pero antiguamente todas eran comunicadas y tenían una gran salida directa al río, por donde introducían en las mismas los carros con vino, enseres, alimentos, etc....
Y para añadir, añado que fueron construidas entre el siglo XII y el XVII y unidas constituirían un túnel, galería,.. de 7 km. Recomendado visitar y conocer si visitas Aranda de Duero - Burgos.







III Concentración de Vehículos Clásicos Villa Aranda de Duero

Y un año más, sin faltar ninguno a esta cita acudimos a la III Concentración de Vehículos Clásicos Villa  Aranda de Duero.
El sábado madrugamos y nos pusimos en marcha con el 2cv.
A las 10:30 aprox. llegamos al punto de encuentro y de salida. Nos incribimos, bueno, ya estabamos inscritos, así que recogimos nuestro rutero, pulseras y regalitos que nos entregaron y a las 11 de la mañana salimos de ruta por la zona, pasamos por varios pueblo para llegar a la parada de Almuerzo en Huertas del Rey, aquí empezó nuestro particular "calvario". Cuento: Paramos a repostar y el coche no arrancaba, pero con la ayuda de Carmen y Juan Carlos logramos ponerlo en marcha.
En Huertas del Rey tomaos varios pintxos-tapas y estuvimos en muy buena compañía pasando un buen rato.
Tras el almuerzo ¡nueva ruta! otra ruta por la zona, pasando por diferentes localidades (nota: el coche tampoco arrancaba, pero lo tiramos por una cuesta, donde habíamos aparcado y arrancó, jajaja)
En la ruta de ida y de vuelta nos topamos con bonitas edificaciones, castillos, paisajes primaverales, detalles llamativos y que hemos visto y conocido.
A medio día llegamos al Hotel Montehermoso, donde nosotros íbamos a hacer noche, como en años anteriores y además nos tocó la misma habitación que en 2017, y allí mismo comimos todos los asistentes exquisitos y deliciosos manjares de la zona: morcilla, asadurillas, cabezas asadas y lechazo IGP ¡ummmm delicioso! por supuesto rematamos con postre, café y copa.
Por la tarde exposición de vehículos en la plaza de Aranda de Duero, donde bajamos en un Seat 127 que muy amablemente nos cedió asiento e invitó para bajar hasta Aranda Marcelo y señora.
En Aranda visita a bodegas subterráneas + paseo-tiempo libre por Aranda de Duero, el cual aprovechamos con Marcelo, Saúl y pareja paseando por las céntricas calles de Aranda y disfrutando de charlas en la terrazas exteriores de bares (una temperatura y un tiempo ideal hacía).
Para rematar el día se unió a nosotros la mujer de Marcelo y nos fuimos a tomar algo, llegando como final de día al bar donde íbamos a tener música de los 60-70 y 80 con motivo de la concentración.
El domingo continuamos desde temprano, primero desayunando tranquilamente nosotros en el hotel  y uniéndonos después al grupo para poner rumbo a una bodega , aquí vuelta a empujar el coche para arrancarlo :( . Bueno ruta por las calles de Aranda y llegamos a destino. Y tras la bodega a volver a exponer en Aranda de Duero, terraza al sol para tomar un refrigerio y entrega de premios y sorteo, donde no nos tocó nada ¡jopé...! jajajaja , no pasa nada lo importante es participar! jejejeje
Llegamos al final a eso de las  tres y pico de la tarde y nuestro coche seguía sin arrancar, arrancamos a empujón y Roberto comprobó carga de batería etc, descubriendo que la correa que genera la carga estaba rota.  ¡vaya sorpresa! no íbamos a poder volver, el coche se nos iba a parar.
Mirar, pensar y llega Juan Carlos con una goma-correa nueva que nos cedió muy amablemente. Roberto se sacó la caja de herramientas y se puso manos a la obra y ¡gualá! nos repararon el coche!!! ¡¡¡MUCHÏSIMAS GRACIAS!!!!
Aprovechamos para comentar que a sido un gran fin de semana, buena organización, bonito lugar, buena comida y lo mejor...: ¡Buena gente!! ¡volveremos encantados!
































Primavera, plantas y terraza

El viernes nos fuimos al pueblo. Llegamos sobre las 12 del medio día, y hacía un día de primavera estupendo, así que sacamos las sillas y la mesa a la terraza y nos tomamos allí un aperitivo y después comimos y descansamos un rato también en el exterior.
Por la tarde continuamos fuera pero dedicándonos a otras tareas como son la jardinería, mami, y papi a cosas tecnológicas con las que incluyó un  paseillo por el exterior también.
Nuestro gatito disfrutó de la primavera y el sol tanto dentro como fuera ¡estaba fenomenal!
Las plantas van cogiendo orden y forma, este año y por el momento estoy centrándome en cactus y suculentas que me encantan y además el clima de la zona parece que les va bien, casi todas sobreviven el duro y frió invierno y el caluroso y soleado verano, así que este año nuestra terraza tendrá más plantas de este tipo. Aunque sin descartar arbolillos, arbustos y flores ¡todo tendrán su hueco! aunque poco a poco porque queda mucho que limpiar, plantar y ordenar.